Libro versus Película: "La Bella y la Bestia" (Jeanne-Marie Leprince de Beaumont vs. Walt Disney) | Cine de Escritor

18 febrero 2015

Libro versus Película: "La Bella y la Bestia" (Jeanne-Marie Leprince de Beaumont vs. Walt Disney)

La Bella y la Bestia, de Jeanne-Marie Leprince de Beaumont y Walt Disney - Cine de Escritor
Esta entrada contiene spoilers, estás avisado :)


Argumento del libro

En una ciudad dedicada al comercio, un mercader ha conseguido amasar una enorme fortuna, pero pierde todo su dinero de golpe. Sólo le queda una casa de campo lejos de la ciudad, así que se va a vivir a la única casa que le queda con sus seis hijos (tres varones y tres doncellas). Los jóvenes tienen que repartirse los trabajos caseros, y eso les deprime. La única que se muestra positiva es la hija más joven, Bella: para consolar a su familia toca el clavicordio o canta mientras hila, además de levantarse a las cuatro de la mañana a fin de limpiar la casa y hacer la comida. Sus perezosas hermanas, en lugar de agradecérselo, se ponen muy celosas por su belleza y sus virtudes, y se burlan de ella porque le gusta leer.

Un año después reciben una buena noticia: ha llegado a puerto uno de sus barcos con la mercancía intacta. Las hijas se imaginan nadando de nuevo en la abundancia, y le piden a su padre que les compre toda clase de vestidos y bagatelas. Bella sólo quiere una rosa porque allí no las tienen y porque quiere reprobar a sus hermanas por su comportamiento con dicha petición.

 Al mercader le imponen tantos pleitos sobre sus mercancías que sigue tan pobre como antes. En las treinta millas que le separan de su casa se pierde por el camino, atraviesa un bosque y se pierde porque está nevando intensamente. Es entonces cuando llega a un palacio.

Entra en el salón, donde una mesa repleta de manjares le da la bienvenida. Tras comer pollo y vino hasta hartarse, encuentra una cama y se duerme.

Se despierta a las diez de la mañana. Alguien ha dejado un vestido guarnecido de galones que le viene perfectamente, ya que sus ropas se echaron a perder el día anterior. Eso le hace pensar que el palacio pertenece a algún hada benévola.

Se toma el chocolate que hay sobre la mesa del salón y llega a un cenador del jardín, donde encuentra rosas blancas. Recordando la promesa que le hizo a Bella coge una de las flores… y entonces aparece el señor del palacio, un ser monstruoso que dice llamarse Bestia. Le grita porque, a pesar de haberle acogido, el hombre ha intentado robarle lo que él más estima, así que le da un cuarto de hora para que pida perdón a Dios; después le matará. El mercader le explica, asustado y arrepentido, que la rosa es para su hija. La Bestia promete dejarle marchar si regresa dentro de tres meses, o una de sus hijas que acepte morir en su lugar. Éste no tiene más remedio que prometérselo.

Ilustración de Miguel Ángel Pacheco, la Bestia y el mercader, para La Bella y la Bestia - Cine de Escritor

La Bestia le entrega un cofre lleno de monedas de oro y le permite marchar.

El mercader llega a su hogar y cuenta lo sucedido. Los hijos quieren ir a matar al monstruo, pero su padre les advierte que no podrían con él. Las hijas enseguida le echan la culpa a Bella por altanera, por querer distinguirse de ellas y pedir la rosa. Ella comprende que tienen razón, por lo que irá con su padre a palacio en el plazo establecido.

A su partida, las hermanas se frotan los ojos con cebolla para simular tristeza.

Bella y su padre llegan al palacio. Siguiendo las instrucciones del dueño del castillo, el mercader se marcha al día siguiente sabiendo que no podrá regresar.

En sueños, Bella ve a una dama que le dice que su buena acción al quedarse para salvar a su padre no quedará sin recompensa. 

Come sola a mediodía mientras oye un concierto, aunque no ve a nadie. Por la noche, la Bestia le pregunta si puede verla cenar y si cree que es feo; ella le dice que sí lo cree, pero también cree que es bueno. Luego, él pregunta si quiere ser su mujer; ella dice que no. La Bestia se marcha con tristeza.

Durante los tres meses de su estancia en palacio, Bella recibe la visita de la Bestia en las cenas, y poco a poco descubre nuevas bondades en él, aunque siempre le pregunta si quiere ser su mujer y ella siempre le rechaza. Un día le dice que será su amiga, que debe conformarse con eso.

A través del espejo mágico de su habitación ha visto que sus hermanas han contraído matrimonio y que sus hermanos están en el ejército. Le ruega a la Bestia que le deje ir a ver a su familia sólo ocho días; después volverá y no se marchará jamás. La Bestia se lo permite y añade que, cuando ella quiera volver, sólo tendrá que poner su sortija sobre una mesa cuando se acueste.

Cuando Bella despierta ya está en casa. En su habitación hay un cofre con galas guarnecidas de diamantes; Bella se pone las menos ricas y comenta que las otras las guardará para sus hermanas. En ese momento, el cofre desaparece. "No quiere la Bestia sino que lo reserves todo para ti", comprende su padre. Así reaparece el cofre con las galas.

Las hermanas y sus maridos van a visitar a Bella: el esposo de la primera sólo piensa en su propia belleza, despreciando la de su esposa; el segundo emplea su gran talento para mortificar a todo el mundo, en especial a su mujer.

Ilustración de Miguel Ángel Pacheco, Bella y sus hermanas, para La Bella y la Bestia - Cine de Escritor

Al conocer el plazo de los ocho días, las hermanas fingen querer a Bella para que se quede ocho días más y que la Bestia la devore. La décima noche Bella sueña que está en el jardín de palacio y que la Bestia está tendida sobre la hierba, a punto de morir. Ella despierta, deja la sortija en la mesa y vuelve a dormirse; al volver a despertar se encuentra en el palacio. Pero la Bestia no aparece por ningún sitio.

Encuentra el lugar con el que ha soñado y halla a la Bestia, que parece muerta. La muchacha le cuida, refrescándole la cara con el agua de un canal hasta que despierta. Él dice que estaba dispuesto a morir de hambre al pensar que ella había olvidado su promesa. Ella le promete su mano y jura no ser de otro más que de él, pues ahora sabe que no podría vivir sin verle.

Entonces el palacio se ilumina, aparecen fuegos artificiales y música, como si se anunciara una fiesta. Al volverse hacia la Bestia se encuentra con un príncipe más hermoso que el amor. Éste le da las gracias por haber puesto fin a su hechizo, ya que una encantadora le condenó a permanecer bajo aspecto de bestia hasta que una hermosa dama quisiera casarse con él.

Llegan a palacio su familia y la dama que vio en sueños, quien les ha conducido hasta allí; es una encantadora (no se especifica si es la misma que hechizó al príncipe), y le dice a Bella que será una gran reina.

Luego, la hechicera se vuelve hacia las hermanas y les dice que, a causa de la malicia de su corazón, las convertirá en estatuas, pero conservarán la razón dentro de la piedra que les envolverá; estarán en la puerta del palacio de Bella para que sean testigos de su felicidad. Sólo volverán a ser humanas cuando se enmienden y reconozcan sus faltas, pero duda que suceda: "aunque suele corregirse el orgullo, la cólera, la glotonería y la pereza, es una especie de milagro la conversión de un corazón perverso y envidioso".

Al día siguiente, Bella y Bestia se casan.

Sinopsis de la película

Vidriera del príncipe y la mendiga en La Bella y la Bestia - Cine de Escritor

Un joven príncipe vive en un castillo, rodeado de todo cuanto se pueda desear. Una noche de invierno, una anciana mendiga le pide cobijo a cambio de una rosa. Él la expulsa de sus dominios, repugnado por su aspecto; en ese momento ella se transforma en una hermosa hechicera. Él se disculpa, arrepentido, pero ella, al haber visto que en su corazón sólo hay egoísmo, consentimiento y desprecio, hechiza a todos aquellos que habitan en el castillo. El joven queda condenado a ser una bestia; los sirvientes se convierten en objetos domésticos con vida propia.

La hechicera le entrega la rosa, que está encantada, y un espejo mágico como única ventana al mundo exterior. La rosa seguirá fresca hasta que el príncipe cumpla veintiún años; si aprende a amar a una mujer y ésta le corresponde antes de que caiga el último pétalo, el hechizo se deshará.

Pasan los años. En una pequeña aldea francesa vive Bella, una joven soñadora a la que le encanta leer. Un apuesto cazador llamado Gastón la acosa para que se case con él, pero Bella siempre le rechaza.

Poco después el padre de Bella, Maurice, se marcha a una feria de inventores para exponer su nueva creación: una máquina que corta leña. Se pierde por el camino y, huyendo de los lobos que habitan en el bosque, llega a un magnífico castillo. Allí, unos sirvientes con forma de utensilios domésticos le atienden. Al descubrirle, el dueño del castillo, un monstruo llamado Bestia, le hace prisionero.

Al ver que el caballo de su padre ha vuelto a casa pero no hay ni rastro de Maurice, Bella sale en su busca. Cuando encuentra a su padre, enfermo, le ruega a la Bestia que le deje marchar; ella ocupará su lugar. La Bestia acepta el trato, pero le advierte que no debe ir al ala oeste del castillo.

Maurice regresa al pueblo y les cuenta a todos lo sucedido. Pide ayuda para rescatar a su hija, pero los aldeanos piensan que está loco y le ignoran.

Mientras tanto, Bella pasea por el castillo y, curiosa, entra en el ala prohibida: son los aposentos de la Bestia, donde le llaman la atención el cuadro rasgado de un joven y una rosa protegida por una campana de cristal. Cuando se dispone a tocarla llega la Bestia y le lanza tales bramidos que Bella huye aterrorizada.

En el bosque los lobos la rodean y la atacan. Parece que está perdida hasta que aparece la Bestia y hace huir a los animales, aunque resulta herido. Bella, conmovida, le lleva al castillo para curarle.

Curando a la Bestia en La Bella y la Bestia - Cine de Escritor

Poco a poco descubre que el monstruo no es tal cosa: bajo su aspecto aterrador se esconde una criatura noble, dulce y generosa.

Una noche Bella le confiesa que echa de menos a su padre. Él le deja el espejo mágico para que pueda contemplar a Maurice. Al ver que sigue muy enfermo, Bella pide marcharse para cuidarle. La Bestia no le explica que apenas quedan unas horas para que el último pétalo caiga ni lo que eso significa; la libera y le entrega el espejo para que se acuerde de él al mirarlo.

Cuando Bella está en casa con su padre, llega Gastón seguido de una multitud: quieren ingresar a su padre en un manicomio. Gastón dice que podría evitarlo a cambio de que se case con él; como ella vuelve a rechazarle, no tiene más remedio que enseñarles el espejo para mostrarles a la Bestia.

Al ver al monstruo, Gastón decide que es peligroso y que deben matarlo. Un grupo de hombres le apoya y se encaminan al castillo, no sin antes encerrar a Bella y a su padre en el taller del anciano. Gracias a que Chip, una taza encantada, se coló en la bolsa de Bella cuando ésta salió del castillo, consiguen escapar usando el invento de la cortadora de leña.

Cuando llegan al castillo, la multitud ha echado la puerta abajo. Los hombres están peleando contra los sirvientes encantados, pero son derrotados y huyen. Por su parte, Gastón y la Bestia se están enfrentando en un combate a muerte. Gastón cae por un abismo después de apuñalar a la Bestia.

Malherida, la Bestia le agradece a Bella que haya regresado. Ella le dice que le ama justo antes de que el último pétalo caiga.

El hechizo se rompe. La Bestia se transforma en un apuesto príncipe, los utensilios encantados en personas y el castillo recupera su antiguo esplendor.

¿En qué se parecen el libro y la película?

La rosa encantada de La Bella y la Bestia - Cine de Escritor

  • En el argumento de la historia (a grandes rasgos)
  • En los personajes de Bella y Bestia: ella es soñadora, le encanta leer y cantar; él tiene mal carácter al principio, pero poco a poco va mostrando su verdadera personalidad servicial.
  • En el espejo mágico: en el cuento es un espejo que hay en la biblioteca de la habitación de Bella (seguramente está colgado en la pared); en la película es un espejo de mano que la hechicera le da a la Bestia y éste a Bella, pero su función es la misma.

¿En qué se diferencian?

  • En el motivo del encantamiento: según la versión de Disney, el príncipe fue convertido en Bestia por haber demostrado que no había amor en su corazón; Beaumont no dice cuál fue la causa.
  • En la rosa como objeto del conflicto
  • En la gratitud de la Bestia entregando sus tesoros
  • En la clase social de la familia de Bella: originalmente el padre es mercader y su familia, adinerada hasta que lo pierden todo; la versión animada convierte a Maurice en un inventor de clase media.
  • En los hermanos de Bella: en la película Bella es hija única, mientras que en la versión de Beaumont tiene tres hermanos y tres hermanas. Disney añadió a unas trillizas secundarias que se derriten por Gastón, quizá como homenaje al texto original.
Las trillizas de La Bella y la Bestia - Cine de Escritor

  • En las peticiones de matrimonio: la Bestia de Beaumont le pregunta cada noche si quiere casarse con él; la Bestia de Disney no lo sugiere en ningún momento. Por otra parte, en el texto francés la Bestia le ordena al mercader que debe quedarse él o una de sus hijas, esperando que venga una de las doncellas para poder romper el hechizo; al venir Bella en la de Disney, la Bestia contempla la posibilidad de que ella podría romperlo, pero no le ha preguntado a Maurice si tiene hijas.
  • En los sirvientes encantados: sólo aparecen en el filme, aunque podrían haberse inspirado en el texto de una versión más antigua que la de Beaumont: se trata del cuento escrito por Gabrielle-Suzanne Barbot de Villeneuve, y en él nos haba de una multitud de animales que ayudan a Bella a cambiarse, le recitan versos y le sirven con ceremonias.
  • En la nieve en el castillo: el cuento sólo comenta de pasada que, a pesar de que el día anterior estuvo nevando, no hay ni rastro de nieve en el patio del castillo; Villeneuve explicaba en su versión que en el patio siempre era primavera. En cambio, en la película de Disney Bella y Bestia pasean por el paisaje nevado.
  • En el motivo por el cual la Bestia está a punto de morir: al pensar que Bella le ha olvidado, la Bestia está dispuesta a dejarse morir de hambre; en la versión cinematográfica, Gastón le apuñala en el costado.
  • En los tiempos de la historia: en el cuento, la historia se desarrolla durante varios años; en la película, si contamos a partir de la actualidad (es decir, si no contamos los años pasados desde el hechizo), sucede en unos dos días.
  • En el orden de la narración: el cuento tiene una estructura lineal en la que sólo al final descubriremos que la Bestia era en realidad un príncipe encantado; la película nos cuenta primero el encantamiento del joven y luego el desarrollo para romper el hechizo.
  • La historia de Beaumont es una versión resumida de "La Bella y la Bestia" de Gabrielle-Suzanne Barbot de Villeneuve (1740). Aquí puedes leer el libro versus película de la historia de Villeneuve en comparación con la película de Christophe Gans (2014).
  • En uno de los libros de la biblioteca de su habitación, la Bella de Beaumont lee: "Disponed, mandad, vos sois aquí la reina y señora".
  • En los primeros minutos de la película vemos, en una de las vidrieras, el lema del castillo: "Vincit qui se vincit". La traducción del latín sería "Vence quien se vence a sí mismo", una variante de la cita del escritor romano Publio Siro: "Bis vincit qui se vincit" ("Dos veces vence el que se vence a sí mismo").
Vidriera con el lema Vincit qui se vincit en La Bella y la Bestia - Cine de Escritor

  • La hechicera dice que, cuando el príncipe cumpla veintiún años, la rosa se marchitará y el hechizo será irreversible. En la canción "Qué festín" Lumiére comenta que llevan diez años transformados. Eso significa que la Bestia tenía 11 años cuando fue embrujado.
  • La historia transcurre en Francia; sin embargo, Lumiére y Babette (la mujer-plumero) son los únicos que hablan con acento francés.
  • Según la canción que entona Gastón en la taberna, de pequeño comía doce huevos; ahora, unos cuarenta. Por otra parte, ganó tres concursos escupiendo.
  • Detalles en los que quizá no te habías fijado:
      • Durante la primera canción de Bella hay dos niños mirando una tortuga en la esquina de la biblioteca.
Dos niños observan una tortuga en La Bella y la Bestia - Cine de Escritor

      • En la biblioteca hay un busto de Julio César.
Busto de Julio César en La Bella y la Bestia - Cine de Escritor

      • Bella le dice al panadero que acaba de leer un libro que trata "de unas habichuelas y un ogro", es decir, "Jack y las judías mágicas". En cuanto a su libro preferido, el que el librero le regala, no es otro que su propia historia ya que trata de "lugares lejanos, aventuras, hechizos mágicos y un príncipe disfrazado". Luego añade algo más: "es un gran romance; el apuesto príncipe llegó. Y, como está encantado, ella no descubre quién es él hasta el final". El pie de imagen de la ilustración que Bella está mirando reza "Leprince de Beaumont".
Ilustración con el nombre de Leprince de Beaumont en La Bella y la Bestia - Cine de Escritor

      • Maurice tiene los ojos verdes y Ding Dong, azul oscuro.
Maurice y Ding Dong en La Bella y la Bestia - Cine de Escritor

      • A Chip le falta una paleta (el agujero es de color dorado porque deja entrever el recubrimiento interno de la taza).
Chip y su diente de oro en La Bella y la Bestia - Cine de Escritor

      • Entre las pinturas del castillo de la Bestia vemos algunas muy famosas, como "La joven de la perla", de Johannes Vermeer.
El cuadro de La joven de la perla en La Bella y la Bestia - Cine de Escritor

  • En el 2010 Disney lanzó un DVD Edición Especial en el que añadía un número musical, "Ser humano otra vez", y una escena en la que la Bestia le confiesa a Bella que aprendió a leer un poco hace mucho tiempo, pero ya no se acuerda.
  • Los directores y el productor de "La Bella y la Bestia" volvieron a trabajar juntos en "El jorobado de Notre Dame" (1996) y "Atlantis: el imperio perdido" (2001).
  • La guionista, Linda Woolverton, también adaptó para Disney los guiones de "El rey león" (1994), "Alicia en el País de las Maravillas" (2010) y "Maléfica" (2014) entre otros.
  • Las canciones de la película fueron escritas por Howard Ashman y Alan Menken, los responsables de la banda sonora de "La sirenita" (1989).
  • En 1997 Disney produjo "La Bella y la Bestia 2: una Navidad encantada": se trata de una intercuela (es decir, que tiene lugar dentro de la primera película) en la que la Bestia prohíbe la celebración de la Navidad en el castillo porque ésa fue la estación en la que tuvo lugar el hechizo.
  • Hay varios guiños al filme en otras películas de Disney: por ejemplo, podemos ver a la Bestia entre uno de los juguetes del sultán en "Aladdín" (1992), a una Bella sumergida en la lectura entre los aldeanos de "El jorobado de Notre Dame" (1996) durante la canción "Fuera", y a unos inanimados señora Potts y Chip en "Tarzán" (1999). También se le rinde un pequeño homenaje en el capítulo 12 de la primera temporada, titulado "Skin Deep", de la serie "Érase una vez" (2011).
La Bestia aparece entre los juguetes del sultán de Aladdín - Cine de Escritor

La señora Potts y Chip en Tarzán - Cine de Escritor

Guiños a La Bella y la bestia en la serie Érase una vez, imagen de la web Onceuponatimespanish - Cine de Escritor

  • Hace cuatro años se anunció que Guillermo del Toro estaba preparando una película basada en "La Bella y la Bestia" de Disney con Emma Watson en el papel de Bella. Recientemente se ha confirmado el rodaje, así como el de otra película de Disney que pasará de la animación a la imagen real: "El libro de la selva" (1967), en la que participarán Bill Murray, Christopher Walken y Scarlett Johanson. Por cierto, Guillermo del Toro también tiene prevista para el 2016 una adaptación del libro ilustrado "Pinocho" (2002), de Gris Grimly, que a su vez está inspirado en la novela de Carlo Collodi de 1882.
La Bella y la Bestia de Guillermo del Toro - Cine de Escritor


Citas favoritas

—[…] os confieso también que, como si no fuese bastante mi fealdad, estoy además falto de entendimiento, pues no soy otra cosa que una bestia.

—No es bestia —replicó Bella— quien cree no tener entendimiento; jamás ha conocido eso un insensato.
~Página 23~



—Mi corazón es sin duda bueno, pero soy un monstruo —respondió la Bestia.

—Muchos hombres hay que son más monstruos que vos —dijo Bella—; yo os quiero más con vuestra figura que a los que con cara de hombres ocultan un corazón falso, ingrato y corrompido.
~Páginas 23 - 24~



Escena favorita

Cuando Bella huye del castillo, aterrada por los gritos de la Bestia, y una manada de lobos está a punto de devorarla. Pero entonces llega la Bestia...

video

Curiosidades

Conclusión

Quizá parezca que la trama de la historia no es nada original porque ya se ha repetido hasta la saciedad. Sin embargo, hay que tener en cuenta que fue escrita en el siglo XVIII, y que por aquel entonces era algo innovador. Intento ponerme en la piel de quien la lee por primera vez y me doy cuenta de las grandes moralejas que hay detrás de cada palabra.

Por otra parte, sabía desde hace tiempo que la verdadera historia de "La Bella y la Bestia" no era como Disney nos la había contado, y cuando me fijé mejor me percaté que había varias incongruencias importantes en la película. Pero ya era tarde: los fantásticos escenarios del pueblecito francés y del castillo encantado, el diseño de la Bestia, la personalidad chulesca de Gastón, la fluidez de la narración y todo lo demás me había hechizado a mí también.

De modo que, a mi parecer, este libro versus película se merece un EMPATE.


Y a ti, ¿cuál te ha gustado más?



Datos del libro


Título original: La Belle et la Bête

Autora: Jeanne-Marie Leprince de Beaumont

Ilustrador: Miguel Ángel Pacheco

Primera edición: 1756

Editorial: Miñón, S.A (ed. 1982)


Colección: Molinillo de papel

Número de páginas: 40

ISBN: 
84-355-0606-1

 

Ficha técnica de la película


Título original: The Beauty and the Beast

Directores: Gary Trousdale, Kirk Wise


Guión: Linda Woolverton

Año de estreno: 1991

Productores: 
Don Hanh / Walt Disney Pictures

Duración: 84 minutos


Listado de Libros versus Películas del blog Cine de Escritor

Comparte si te ha gustado ;)

4 comentarios:

  1. Debo admitir que es de mis favoritas de Disney y como siempre tiene sus arreglos.
    Los Grimm lo hicieron en su tiempo con sus cuentos que luego se transformaron en otros y luego Disney modificó un poco más.
    Conocía un poco, pues investigué hace un tiempito.
    Creo que en la película pasan más de dos días, diría que un par de meses, dos o tres.
    El resto, iré a verla para encontrar las incongruencias y luego comento por acá

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anita,

      También es de mis favoritas, me encantaría leer la historia original (la comento en el apartado "Curiosidades" del versus de Villeneuve y Gans: http://cinedeescritor.blogspot.com.es/2015/01/bella-bestia-villeneuve-christophe-gans.html).

      Ya me dices si encuentras más diferencias entre el cuento y la película ;)

      ¡Saludos!

      Eliminar
  2. Hola Alba, esta entrada me ha gustado mucho. La Bella y la Bestia es una de mis películas de Disney preferidas, la amo!! pero veo lo que dices, no tiene muchas similitudes con el texto original.
    Sinceramente tengo que decirte que tu blog es muy interesante, debe tener mucho trabajo hacer una entrada comparando hasta los detalles más minimos.
    Bueno, estuvo muy interesante la entrada.
    Bye!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Aslan,

      Aunque no se parezca mucho al libro en el que se inspira, la película no pierde mérito :) ¡Muchas gracias por comentar, espero volver a verte por aquí! ^^

      Eliminar

Si comentáis y queréis recibir una notificación de la respuesta en vuestro correo, por favor seleccionad "Avisarme"; para dejar de recibir las notificaciones basta con desactivar la opción.

Contesto a todos los comentarios, pero no puedo aceptar premios. Aunque os agradezco las nominaciones, tener que contestar a tantas preguntas parecidas una y otra vez me quita tiempo para sacar el blog adelante. Espero que lo entendáis :)