Reseña: "Hijos de Caín. Una historia de los asesinos en serie" (2020), de Peter Vronsky | Cine de Escritor

09 septiembre 2020

Reseña: "Hijos de Caín. Una historia de los asesinos en serie" (2020), de Peter Vronsky

Ficha técnica


Reseña El arte del engaño, de Daniel Tubau - Cine de Escritor
Título: Hijos de Caín

Subtítulo: Una historia de los asesinos en serie

Autor: Peter Vronsky

Título original: Sons of Cain: A History of Serial Killers from the Stone Age to the Present

Traducción: Joan Andreano Weyland

Primera edición: 2020

Editorial: Ariel (ed. 2020)

Número de páginas: 520

ISBN:   978-84-344-3180-5

Cómpralo en: Página de la editorial

Esta entrada no contiene spoilers, puedes leer sin sobresaltos :)


Sinopsis de la contraportada

"Antes de que se acuñara el término «asesinos en serie» solo había «monstruos», criminales atroces y sádicos que eran vistos como hombres lobo, vampiros, demonios o, más tarde, psicópatas. Pero cuando este tipo de homicidas aumentó de manera drástica a finales del siglo XX, aparecieron diversas aproximaciones a un fenómeno social que ya existía previamente. Sons of Cain llena la brecha entre los estudios académicos y el verdadero crimen sensacionalista al examinar nuestra comprensión del asesinato en serie a partir de sus dimensiones evolutivas antropológicas, desde la prehistoria hasta hoy.

Tratando de entender cómo encaja el asesinato serial en el arco de la historia humana, y profundizando tanto en la psique de los perpetradores como en los parámetros históricos, míticos y culturales que determinan la naturaleza del homicidio, Peter Vronsky se centra en los asesinatos en serie que incluyen actos de violación, tortura, mutilación, canibalismo o necrofilia."


Opinión

Os resumo lo que encontraréis en cada apartado de "Hijos de Caín. Una historia de los asesinos en serie":

  • I. Sobre el origen de las especies: la evolución de los asesinos en serie (capítulos del 1 al 3)
El autor comienza este manual con un escalofriante suceso que vivió: tropezó con un hombre que llevaba una bolsa; meses más tarde supo que era Richard Cottingham, apodado como "el asesino del torso" y que en la bolsa llevaba la cabeza de su última víctima. A partir de ahí, Vronsky se interesó por la conducta criminal de los asesinos seriales: "Mi breve encuentro personal con un monstruo inspiró mi deseo de comprender el fenómeno del asesinato en serie y su historia social y forense. ¿Dónde y cómo aparecieron estos monstruos por primera vez? ¿De dónde vinieron y por qué en las últimas décadas del siglo xx hubo un incremento tan drástico en su número, hasta el punto en que una vez me crucé sin quererlo con uno de ellos y luego, más adelante, con otro, y aun después con un tercero? ¿Acaso había tantos asesinos en serie entre las décadas de 1970 y 1990 que tuve la oportunidad de toparme por azar con tres diferentes —en Nueva York, Moscú y Toronto—, todos por casualidad y todos antes de que se hubiera acuñado el término asesinos en serie? Durante mucho tiempo pensé que estos tres encuentros eran escalofriantes por inusuales pero, como ya veremos, no lo eran tanto".

Vronsky considera que el origen de estos asesinos se remonta a los Homo Sapiens, ya que mataban a sus enemigos y se llevaban partes de su cuerpo como talismanes o trofeo de guerra (en el tercer apartado vincula esta práctica con la que se llevaba a cabo durante los combates de la Segunda Guerra Mundial). "No soy perfilador ni psiquiatra forense ni clínico: soy historiador e investigador. Mi objetivo no es emitir un análisis comparativo de las muchas docenas de teorías sobre los asesinos en serie, sino mantenerme a distancia y tratar de entender el asesinato en serie desde la perspectiva narrativa-lineal del historiador, y tratar de enmarcarlo en un contexto histórico, social y antropológico a largo plazo. En los últimos 20 años han aparecido disciplinas y descubrimientos antropológicos totalmente nuevos que nos proporcionan conocimientos sorprendentes sobre la naturaleza y el comportamiento de los seres humanos, y esto incluye nuestra tendencia al asesinato en serie, tanto en calidad de espectadores como de perpetradores. Intento comprender cómo encaja el asesinato en serie en el arco de la historia humana remontándome a la prehistoria, porque he llegado a la firme conclusión de que allí está la clave para comprender el comportamiento del asesino en serie en su esencia y no meramente como otra categoría de criminal."

También detalla la clasificación de los asesinos en serie, su auge entre las décadas de 1970 y 1980, y nos explica un término que tendrá mucha relevancia a lo largo de todo el manual: la "erotofonofilia" o asesinato por lujuria.


~Entrevista a Peter Vronsky, autor de "Hijos de Caín" (audio en inglés) / Fuente~


  • II. Crónicas de asesinos en serie: el historial forense primitivo de los monstruos (capítulos del 4 al 9) 
Este apartado ha sido el que más me ha interesado, ya que Vronsky hace una revisión de los mitos, el folclore (como los licántropos y los vampiros) y los cuentos de hadas (en especial "Caperucita Roja") para explicar los hechos reales y el simbolismo que hay detrás de esas historias. La sección titulada "Malleus maleficarum: la gran caza de brujas como cacería de mujeres por asesinos en serie" debería ser de lectura obligatoria, pues habla sin tapujos sobre la cacería de brujas durante la Inquisición y de algunos de los métodos de tortura que se llevaban a cabo. En definitiva, los asesinatos de la Europa medieval se atribuían a criaturas sobrenaturales, así que había que buscar formas de combatirlas. "También hubo casos de asesinatos sádicos y gratuitos perpetrados por tiranos y aristócratas con poder para su entretenimiento personal, más cercanos a nuestra actual comprensión del asesinato en serie impulsado por fantasías sexuales. A diferencia de los varones universitarios que fantaseaban sobre violaciones «si pudieran hacerlas y quedar impunes», los déspotas y los tiranos sí quedaban impunes. [...] (Una de las primeras denominaciones que se dio a los asesinos en serie fue «asesinos por diversión»).

Vronsky avanza por la historia de Europa desde 1800-1887 para contarnos las historias de los destripadores anteriores a Jack: algunos de los más conocidos en España son Manuel Blanco Romasanta o el hombre lobo de Allariz (1852), cuya historia fue llevada al cine en 2004 con el título "Romasanta, la caza de la bestia"; y Juan Díaz de Garayo, conocido como "el Sacamantecas" (1879). La cantidad de nombres e historias, sobre todo en Italia y Francia, resulta escalofriante.

~Publicación en el Twitter de la Editorial Ariel / Fuente~


  • III. La nueva era de los monstruos: el auge del asesino en serie moderno (capítulos del 10 al 14)
Aquí tenemos las historias de dos de los asesinos más citados en este manual: Jack el Destripador y Ed Gein (quien inspiró la novela "Psicosis", adaptada al cine por Alfred Hitchcock en 1960).

La ciencia forense evoluciona gracias al desarrollo de las técnicas de investigación criminal, al ADN y a Internet, aunque eso no es suficiente como para permitir la llegada del "gótico americano" entre 1950 y 2000: se considera la edad de oro de los asesinos en serie en Estados Unidos, ya que el número de casos aumentó de forma considerable (se registraron 1840 nuevos asesinos en serie).

El apartado más polémico del libro quizá sea "'Un tsunami de lascivia': los soldados estadounidenses y la violación en Europa de la Segunda Guerra Mundial". Si bien el autor nos ha contado a lo largo del libro las cifras y los nombres de diversos asesinos, en este caso se atreve a contar su teoría: "Sospecho que los padres veteranos que en las décadas de 140 y 1950 criaban a hijos que más tarde se volvieron asesinos en serie no solo estaban traumatizados por la guerra mucho más de lo que nos damos cuenta, sino también por la catástrofe social de la Gran Depresión que la precedió. [...] No todos los veteranos regresaron de la guerra transtornados y traumatizados, pero es indudable que muchos más de los que somos capaces de reconocer volvieron alienados y dañados, y de ninguna forma pudieron criar hijos sanos y productivos. [...] Mi propia hipótesis es que fue toda una generación de hombres rotos la que crió o más bien abandonó a una generación disfuncional de chicos que más tarde iban a constituir una epidemia de asesinos en serie: los hijos de Caín".

  • Conclusión "El síndrome de Pogo: pensar en rebaños de dementes en el ocaso de la edad de oro de los asesinos en serie": el autor cierra su exposición contando los adelantos forenses y los motivos tecnológicos, sociales, culturales y psicológicos por los que ha habido un descenso de asesinatos en serie, al menos en apariencia.
  • Epílogo "También los asesinos en serie necesitan abrazos": antes de las notas, la bibliografía y el índice temático encontramos este texto que nos cuenta cómo el autor entró en contacto con Jennifer Weiss, la hija de una de las víctimas de Richard Cottingham. Es interesante porque cierra el círculo que se abre en las primeras páginas, aunque la narración es de lo más inquietante.

Conclusión: 4/5

Recomiendo "Hijos de Caín. Una historia de los asesinos en serie" si te interesa la antropología, la sociología o la criminología forense. También lo recomiendo si has leído (o tienes previsto leer) "Criminal-mente. La criminología como ciencia" de Paz Velasco de la Fuente, ya que ambos se complementan muy bien: Paz se centra en las técnicas de investigación y perfilación criminal, así como el comportamiento delictivo, mientras que Vronsky habla sobre la clasificación de los asesinos seriales.

Puedes leer un fragmento de "Hijos de Caín" aquí por cortesía de la editorial.

Sobre el autor: Peter Vronsky

"Peter Vronsky es historiador, investigador y productor de documentales. Reconocido por el best seller de historia de crímenes Killers: The Method and Madness of Monsters y su secuela Female Serial Killers: How and Why Women Become Monsters, es coautor de Serial Killers: True Crime Anthology. Con un doctorado en Historia de la Justicia Criminal e Historia del Espionaje en las Relaciones Internacionales por la Universidad de Toronto, enseña Historia en la Ryerson University." (Fuente del texto).


Agradecimientos

A la Editorial Ariel, por proporcionarme un ejemplar físico de "Hijos de Caín. Una historia de los asesinos en serie" para la realización de esta reseña.

Comparte si te ha gustado ;)

0 comentarios:

Publicar un comentario

*Al comentar en el blog confirmas que aceptas la política de privacidad.

*Si comentáis y queréis recibir una notificación de la respuesta en vuestro correo, por favor seleccionad "Avisarme"; para dejar de recibir las notificaciones basta con desactivar la opción.

*Contesto a todos los comentarios, pero no puedo aceptar premios. Aunque os agradezco las nominaciones, tener que contestar a tantas preguntas parecidas una y otra vez me quita tiempo para sacar el blog adelante. Espero que lo entendáis :)