Reseña: "Lágrimas negras de Brin" (2018), de Nicholas Avedon | Cine de Escritor

08 abril 2019

Reseña: "Lágrimas negras de Brin" (2018), de Nicholas Avedon

Ficha técnica


Reseña Lágrimas negras de Brin, de Nicholas Avedon - Cine de Escritor
Título: Lágrimas negras de Brin

Autor: Nicholas Avedon

Primera edición: 2018

Editorial: Autopublicado (ed. 2018)

Número de páginas: 483

ISBN: 978-1980676317

Cómpralo en: Amazon (ebook o físico)

Esta entrada no contiene spoilers, puedes leer sin sobresaltos :)


Sinopsis de la contraportada

"Los viejos túneles de la ciudad de Rotterdam alumbran el despertar adolescente de una joven alma atormentada. Mientras, muy lejos de allí, una mujer madura enseña a un desconocido sin pasado el valor de la vida. En París, Ariel de Santos, un director de arte de fama mundial, conoce a la que será la mujer que le hará abandonar todo por amor, embarcándose en un viaje sin retorno a las estrellas, dejando detrás muertes y mentiras.

Tres historias de amor en tres mundos diferentes. Atravesando de lado a lado géneros como la ciencia ficción distópica, el ciberpunk o la fantasía y sumergiéndonos en el alma humana, el principio del siglo XXIII no puede ser más desolador y a la vez más fascinante.

La narración comienza dos años antes de que lo haga «11,4 sueños luz», y continúa la historia justo donde terminó ésta. Aun así, su lectura independiente ofrecerá al lector muchas más sorpresas que si conociera la historia desde el principio. Después de todo, ¿existe algún principio para las historias con personajes como éstos?"


Booktrailer



Opinión

HISTORIA: como bien reza la sinopsis, esta novela está relacionada con una previa del autor, "11,4 sueños luz"; no es imprescindible haberla leído para leer "Lágrimas negras de Brin", aunque personalmente sí lo recomendaría ya que es una buena toma de contacto con el universo dual fantástico/ciberpunk creado por Avedon, especialmente en lo referente al mundo virtual "El jardín de Brin".

PERSONAJES: Grimm me ha encantado. Su historia recuerda mucho a la de Kvothe, de "El nombre del viento", aunque por suerte Avedon enseguida entra en materia. Alanna también me gusta mucho, es misteriosa e inteligente. Ariel de Santos, Andelain, Carlos, Joanne y Laura no tienen mucha introducción dado que ya aparecían en "11,4 sueños luz", pero cobrarán importancia al final de la historia :)

ESTRUCTURA: "Lágrimas negras de Brin" se compone de tres partes, 94 capítulos y un epílogo (que aparece como capítulo 95).

Los primeros capítulos desarrollan el mundo fantástico de "El jardín de Brin", aunque poco a poco se van intercalando con escenas del mundo real ambientadas en el París del siglo XXIII. Me chocó la primera vez que noté que ya no estaba en Brin, sino en el futuro: Avedon no diferencia los cambios de narrador/época con ningún detalle gráfico o con una numeración capitular especial. También mezclaba los personajes porque tienen diferentes nombres según se trate de Brin o del mundo real, aunque es parte del encanto de la historia.

El tramo final me resultó más difícil de leer, quizá porque me había enganchado a la "parte mágica" ambientada en el juego, mientras que la "parte futurista" desarrollada en la nave generacional Veluss adquiría un matiz completamente distinto (podría decirse que es la continuación directa de "11,4 sueños luz"). Quizá como historias separadas habrían funcionado mejor.

Extracto de la novela Lágrimas negras de Brin, de Nicholas Avedon - Cine de Escritor
~Extracto de la novela "Lágrimas negras de Brin", de Nicholas Avedon / Fuente de la imagen~


AMBIENTACIÓN: Brin parece un escenario de fantasía épica medieval (o "espada y brujería"): está formado por cinco continentes, se puede aprender magia y corren rumores sobre la existencia de dragones. Sin embargo también existen los "deónach", inteligencias artificiales que sólo existen dentro de Brin. Brin es un juego y, como tal, tiene sus normas: como si de una partida de rol se tratara, Avedon nos enseña las piezas, las reglas y luego... empieza la partida. Cualquiera puede ganar, crear una familia, hacer trampas o superar a los demás, pero también puede morir y, en ciertos casos, resucitar.

ESTILO: he notado una diferencia entre las escenas ambientadas en Brin y las ambientadas en el mundo real: mientras leía tenía la sensación de que Brin era más luminoso y que los escenarios futuristas parisinos representaban desolación y abandono (aunque Brin también tiene sus momentos oscuros). Sea como sea, la intención del autor en ambos casos es hacernos reflexionar sobre la humanidad y lo que nos hace humanos.

CONCLUSIÓN: recomiendo "Lágrimas negras de Brin": requiere toda tu atención, al igual que "11,4 sueños luz", pero vale mucho la pena llegar hasta el final para ver cómo las dos novelas se complementan. Asimismo, parece que la puerta se queda entreabierta para una tercera parte.

Si te pica la curiosidad, cotillea los 15 primeros capítulos (80 páginas en total) de la novela en la página del autor.


Citas preferidas

Por supuesto, aquel paraíso de peregrinaje [Brin] se convertía en el lugar ideal para traficar con información, para pasar desapercibido y comprar o vender cualquier dato o privilegio. Por apenas unas monedas de oro, calderilla en el mundo real, podías comprar una vida ajena. Los remordimientos formaban parte del paquete original, como las endorfinas que generaba degollar a un ser humano, aunque fuera un puñado de bits. También podías hacerlo con personas reales, ocultas tras un avatar. La gente se dejaba violar, matar y torturar. Algunos pagaban, otros cobraban. Muchos se suscribían solo para poder huir unas horas de su vida gris, enterrados bajo tierra o en lo alto de una torre corpo, daba igual. En Brin todos podían aspirar a lo mismo: inmortalidad y libertad absoluta, sin límite alguno.
 ~Capítulo treinta y cinco. Redención en Brin~

Ariel quería saber más, y Valerie estaba segura de que algún día aquel hombre la acabaría juzgando. «El futuro», pensó Valerie en voz alta mientras acariciaba el cristal que llevaba sobre el pecho. Aquella palabra rebotando en su cabeza resumía todo. Absorta, ni siquiera notó el temblor del suelo cuando la nave Veluss puso rumbo a las estrellas.
~Capítulo sesenta y cuatro. Laura McKenzie~


Sobre el autor

Nicholas Avedon, autor de Histerias ficticias - Cine de Escritor
Nicholas Avedon nació en Madrid en 1975. "De pequeño quería ser astronauta, y me encantaban los libros que explicaban los planetas, el cosmos y las naves espaciales. Desde entonces no he cambiado demasiado. Hace veinte años desistí de ser astronauta, o astrónomo. La nota de selectividad solo me daba para astrólogo. Desde entonces renuncié a los planetas y me dediqué a mi otra gran pasión: los ordenadores."

"Como lector, mis géneros favoritos han sido siempre la fantasía y sobre todo la ciencia ficción. Si tuviera que nombrar a cinco autores que han creado imágenes imborrables en mi cabeza han sido Robert Silverberg (Muero por Dentro), F. Polh (Pórtico), Phillip K. Dick (Ubik), Süskind (El perfume), Irving (Una mujer difícil), Bukowski (Mujeres) y William Gibson (Neuromante). Otros autores con gran influencia en mi son Houllebecq, Umbral, Bolaño, Welsh y por supuesto Palahniuk.

Como escritor mi carrera pública es breve. Aunque he publicado profesionalmente decenas de artículos, columnas de opinión y toneladas de contenido técnico, en el terreno literario solo he publicado un breve ensayo sobre agricultura transgénica. Para otros he escrito de todo: desde manuales de juegos de rol, artículos técnicos, ensayo, teatro, guión, y opinión. Sin embargo, lo mío es la novela." (Fuente del texto)


Otras novelas de Nicholas Avedon


Agradecimientos

A Nicholas Avedon, por proporcionarme un ejemplar físico de "Lágrimas negras de Brin" para la realización de esta reseña. Gracias también por tu infinita paciencia en la lucha contra el servicio de correos :D

Comparte si te ha gustado ;)

0 comentarios:

Publicar un comentario

*Al comentar en el blog confirmas que aceptas la política de privacidad.

*Si comentáis y queréis recibir una notificación de la respuesta en vuestro correo, por favor seleccionad "Avisarme"; para dejar de recibir las notificaciones basta con desactivar la opción.

*Contesto a todos los comentarios, pero no puedo aceptar premios. Aunque os agradezco las nominaciones, tener que contestar a tantas preguntas parecidas una y otra vez me quita tiempo para sacar el blog adelante. Espero que lo entendáis :)